Cinco álbumes esenciales en cualquier colección

Ir abajo

Cinco álbumes esenciales en cualquier colección

Mensaje  Greek el Mar Mar 13, 2012 10:55 am

Cinco álbumes esenciales en cualquier colección


Esta lista no es de los mejores y/o más populares —aunque hay que califican en ambas categorías— sino de discos que ninguna colección de música popular estaría completa sin estos cinco ‘manjares’ manjares musicales. En orden alfabético por artista:

THE BEATLES Abbey Road [Apple-1969]



Aunque Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band [Parlophone-1967] se le considera no sólo la grabación cumbre de la banda mas famosa de Liverpool, sino además el álbum de rock más grande de todos los tiempos, nos sentimos bastante parciales a su último álbum. (Let It Be fue grabado antes de Abbey Road, pero lanzado después de este en 1970). Al borde de la ruptura, los ‘Fab’ se reunieron una ultima vez y de qué manera: “Come Together”, “Something”, “Here Comes The Sun”, “Because”, y la suite del lado 2 (en vinilo), que es aun una maravilla, son algunos de los aspectos más destacados. Con el pasar de los años se puede apreciar cada día más el nivel de talento y la musicalidad que intervinieron en la realización de esta joya de álbum.


MILES DAVIS Kind of Blue [Columbia-1959]



Pregunta: ¿Cómo puede ser que por más de medio siglo este titánico álbum del jazz todavía captura el favor de millones de adeptos, aun después de innumerables audiciones repetidas?
¿Será que?:
a) ¿los músicos pueden apreciar el arte de Davis y el reparto de músicos de primera (incluyendo a John Coltrane y Bill Evans)?
b) ¿a los fans les llega de manera profunda?
c) ¿su presencia aporta una calidad reflexiva a cualquier situación: desde la conversación o el romance o intercambios intelectuales?
d) ¿tal vez, todas las anteriores?
Respuesta: d) por supuesto.


PETER FRAMPTON Frampton Comes Alive! [A&M-1976]



Encontrándose en un momento crucial de su carrera de este señor — con cuatro álbumes como solista que no habían arrancado de un todo — el ex guitarrista de Humble Pie fue al estudio a escuchar grabaciones de la gira del año anterior en apoyo de Frampton [A&M-1975] para un próximo álbum en vivo. Al escuchar las grabaciones Jerry Moss —la “M” del sello A&M — quedó tan emocionado con los resultados que exigió que el álbum a lanzar fuera un doble LP.
Frampton Comes Alive! pasó a convertirse en el álbum en vivo más vendido de todos los tiempos y Frampton se convirtió en estrella e icono de los años setenta. Claro, “Show Me The Way” y “Baby, I Love Your Way” se han tocado infinitamente, pero aún siguen en pie. Las piezas acústicas son hermosas y sentidas, el cover de The Rolling Stones “Jumping Jack Flash” rivaliza la original, y “Lines on My Face” y “Do You Feel Like We Do” conservan su majestuosidad casi cuatro décadas después.


NIRVANA Nevermind [DGC-1991]



Cansados de la epidemia de bandas pop metal que infectaron las ondas radiales y televisivas durante la segunda mitad de los años 80, muchos se refugiaron en una alternativa musical con bandas tales como The Cure, The Replacements, The Church, The Smiths, y en bandas menos conocidas — en ese entonces — como Soundgarden y Mudhoney. Así que, cuando “Smells Like Teen Spirit” hizo su debut en MTV en una madrugada de 1991, la influencia de muchas de las llamadas “hair bands” ya comenzaba a desvanecer y se sentía una nueva corriente en el aire.
Después de conquistar con el poder en bruto de la canción, su melodía contagiosa y un video clip altamente simbólico (el cual mostraba un real cambio de guardia: un gimnasio en un universo paralelo con porristas tatuadas; cabezas afeitadas, rastas; y traviesos con camisetas de Bad Brains), Nevermind procedió a convertirse en un símbolo de la cultura pop y rock alternativo de los años noventa. Entonces y ahora, nos estremeció el poder, la angustia, y en última instancia, la naturaleza contagiosa de las canciones de Kurt Cobain y la monstruosa sección rítmica de Krist Novoselic y Dave Grohl. Aun igual de poderoso veinte años después.


DAVID SYLVIAN Gone to Earth [EMI-1986]



Aunque siempre fue una figura interesante durante su tiempo como líder de Japan, David Sylvian ha optado por irse aun más lejos de la corriente popular en sus actividades como solista. Un artista bastante subestimado, Sylvian ha colaborado con artistas como el compositor Ryuichi Sakamoto, el difunto bajista de Can Holger Czukay, y el guitarrista y líder de King Crimson Robert Fripp. Gone to Earth es el comienzo de su fructífera colaboración con este último—con quien ha grabado más de media docena de álbumes—y uno de los más conmovedores, hermosos y accesibles discos experimentales jamás hechos. No queremos reducir a banalidades los delirantes paisajes sonoros y el profundo sentimiento de pasión que evoca este disco, pero Gone to Earth también funciona como una banda sonora perfecta para ciertos placeres de la carne. Je, je.
avatar
Greek
Admin

Mensajes : 784
Puntos : 14145
Reputación : 995
Fecha de inscripción : 03/03/2012
Edad : 49
Localización : En tu corazón

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.