El Arte del Vino..... el vino...que arte!!!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Arte del Vino..... el vino...que arte!!!

Mensaje  Greek el Jue Mar 15, 2012 11:23 am

La viticultura (del latín vitis, "vid") es el cultivo sistemático de la vid, o parra, para usar sus uvas en la producción de vino. Es una rama de la ciencia de la horticultura.

Proceso vitícola y manejo del cultivo



Las vides pueden ser propagadas por semillas, estacas, acodos o por injerto de púa o de yema. Las semillas se usan principalmente para la producción de nuevas variedades. En la escala comercial las más usadas son las estacas. En el caso de aquellos cultivares de difícil enraizamiento se usan acodos.

"Por semilla": la semilla de vid germina sin dificultad. Con semilla de Vitis vinifera los mejores resultados se obtienen después de un periodo con estratificación húmeda a 4 o 5 °C por unas doce semanas antes de la siembra.

Por estaca: la mayoría de las variedades de vid se inician fácilmente por estacas de madera dura. El material para estacas se debe recolectar durante el periodo de reposo. Se deben usar sarmientos bien desarrollados del año, por lo general de 0,82 a 1,2 cm de diámetro y de 30-40 cm de largo. Una estación de desarrollo en el vivero es suficiente para producir plantas de tamaño apropiado para trasplante de viñedos. En general no se usan sustancias promotoras del "enraizado".

Por acodo: se usa el acodo aéreo o el acodo simple, de trinchera o de montículo.

Por injerto: el injerto de banco se usa con corta frecuencia (injerto de raíz); las pilas se injertan ya sea por el método de lengüeta en estacas desyemadas, las cuales pueden estar enraizadas o sin enraizar. Esto se hacen a fines de invierno o principios de primavera, de material previamente colectado en estado latente tanto de la púa como del patrón. En la vid, la presencia de aire en la unión del injerto es esencial para una cicatrización adecuada. Luego de realizado el injerto, estos se deben mantener por 3 ó 4 semanas en arena mojada a una temperatura de alrededor de 24 °C. El injerto de púa o de yema sobre patrones se usa ocasionalmente para aumentar la vida de las cepas, el vigor de las plantas y los rendimientos. Donde hay organismos del suelo perjudiciales como la filoxera y los nemátodos de las raíces, y se deben cultivar variedades de especies susceptibles como la Vitis vinifera, es necesario injertar de púa o de yema las variedades deseadas sobre un patrón resistente.

Injerto de madera verde: es un procedimiento rápido y simple para propagar Vitis vinifera sobre patrones resistentes. Una púa de madera verde con una sola yema se injerta durante la estación de crecimiento activo sobre ramas nuevas que salen ya sea de una estaca enraizada del año, o de una estaca a mediados de su primera estación de enraizamiento. Para realizarlo se usa un injerto de hendidura.

Injerto de yema: es un buen método para establecer variedades de vid sobre patrones resistentes en otoño. Se realiza sobre estacas plantadas en el viñedo durante el invierno o en la primavera anterior. Una forma de injerto es el de astillas. Las yemas se injertan en el patrón cerca del nivel del suelo y se cubren con unos 10 a 25 cm de suelo bien pulverizado y húmedo. Cabe aclarar que en este caso el injerto en T no se usa debido a que la yema es muy grande.


Labores culturales del viñedo



Su propósito es facilitar la distribución del riego|agua de riego, controlar malezas, etc. Las labores están en intima relación con los momentos de riego, por lo tanto con las épocas de mayor necesidad de humedad, como lo son el comienzo de vegetación de la planta. Los riegos pueden hacerse por Técnicas de regadío|surco o por inundación. El sistema de riego por surco necesita de distintos trabajos de arada: en otoño, es una labor profunda que aporca tierra al pie de la planta protegiendo así a esta de las heladas de los meses más fríos del año, y realizar callejones para la vendimia; a principios de primavera, la labor superficial es producir un surco cercano al pie de la planta y un bordo sobre el callejón permitiendo así el riego; a fines de primavera, la labor superficial que se da a floración es aporcar tierra a las plantas y tapar el surco, el que ahora queda en el centro del callejón. En esta época del año, los riegos son más necesarios debido al crecimiento de los racimos; en los meses de verano, debido a las mayores exigencias de agua dadas por un aumento de la evapotranspiración, los surcos se realizan al pie de la planta. Paulatinamente se disminuye la cantidad de riegos para aumentar la cantidad de azúcares en los frutos. Entre fines de verano e inicios de otoño, se realiza la cosecha, por lo que se suspenden todas las actividades culturales.


Fertilización

Antes de la implantación, es necesario el conocimiento de los cultivos antecesores, ya que algunos tienen necesidades similares a la vid, tales como trébol, alfalfa o trigo. Los principales fertilizantes que se necesitan en el cultivo de las vides son:

Ácido fosfórico: durante el periodo vegetativo, este cultivo tiene baja necesidad a este nutriente.

Potasio: es un nutriente clave para la vid, afectando la calidad del producto por ser el responsable del enriquecimiento en azúcares de las bayas. Al igual que el fósforo este nutriente debe ser aplicado en profundidad.

Calcio y magnesio: el primero sólo es utilizado para elevar el pH en suelos ácidos, mientras que el magnesio generalmente está en niveles suficientes en todos los suelos.

Si durante el período anterior se realizó un buen manejo de los nutrientes no será necesario ningún tipo de aporte en este momento, salvo de nutrientes como nitrógeno. Mientras que en aquellos suelos pobres y no abonados durante la plantación será aconsejable la aplicación de NPK (Nitrógeno, Fósforo, Potasio) en forma conjunta.

En esta etapa, el comportamiento del viñedo y los análisis químicos tanto de cosecha como de suelo podrían estar orientando al vitivinicultor en la elección de los nutrientes a aplicar. Se podría decir que, sin llegar hasta las carencias, cuanto más disminuye el vigor de una cepa (sin una restricción hídrica excesiva), más rico es el vino, esto en la medida en que la disminución del vigor es imputable a la restricción de la alimentación nitrogenada.


Sistemas de conducción

Normalmente existen dos tipos de sistemas conductores del crecimiento de la vid: el parral, de origen español, y el francés en las "contraespalderas".
Viñedos de Montrachet en Borgoña, Francia.

Parra: por lo general, se construye el parral a una altura total cercana a los 2m y con una distancia entre poste perimetrales y sus respectivos muertos de entre 0,75 a 2 m, dependiendo de la zona. Este sistema presenta deficiencias en la iluminación y ventilación del fruto, exposición a ataques de enfermedades y dificultad en las labores. En el terreno debe disponerse una avenida perimetral de 5 a 10 m de ancho; dentro de ésta se marcan luego las caras internas donde quedan demarcados los cuarteles del parral, Estas calles tendrán un mínimo de 4 m. El ancho de los cuarteles para asegurar un buen aprovechamiento del riego depende de la textura del suelo: no deberá superar los 80 m en los suelos arenosos y podrá extenderse hasta 15 dm. en los suelos arcillosos. En cuanto al largo de los cuarteles se estima que no debe sobrepasar 1 km sin que se atraviese una calle. La madera a emplear debe ser dura y resistente, ya que debe durar toda la vida útil del parral (cerca de 40 años).

'En la contraespaldera': en este caso y a diferencia del parral, primero se colocan las plantas y al año siguiente recién se hace el alambrado. Las distancia entre hileras y entre plantas está dada por el sistema de poda usado. En los extremos de cada contraespaldera van colocadas los cabeceros que tienen 2,5 m. de largo y se entierran con una inclinación de 45 a 60 grados a 1,2 m., los sostenes interiores de la espaldera son los rodrigones que tienen 2,5 m. de largo y que van enterrados verticalmente a 0,7 o 0,8 m. El primer rodrigón se coloca a 3,6 m. del cabecero quedando en ese espacio tres plantas, las demás tienen una separación de 7,2 m. conteniendo 6 plantas.


Sistemas de poda



Para los parrales, en la poda de plantación' se corta el barbado a dos yemas fértiles. En la poda de formación' se procede como sigue: en el primer verano, se elige el brote más vigoroso y se lo amarra a medida que crece a la traba, y se despuntan los restantes brotes como as. Al primer invierno, se rebaja el sarmiento a la altura del alambre si su crecimiento ha sido vigoroso, eliminando sus feminelas y los restantes sarmientos del tronco. También se desyema el sarmiento 3 a 4 dm por debajo del alambre, dejando seguidamente 3 o 4 yemas hacia abajo y eliminando las restantes hasta la base.

Si en este invierno el sarmiento no alcanza el alambre, se lo rebaja hasta donde su sección sea de 8 mm, dejándole 3 yemas en su extremo superior y eliminando las restantes. Al segundo verano, se seleccionan los dos brotes opuestos mejor ubicados dejándolos crecer libremente y despuntanos los restantes sobre el nudo siguiente al último racimo si lo hubiere a fin de retardar su crecimiento. Posteriormente, al segundo invierno, se rebaja a la altura del alambre los dos sarmientos mejor ubicados y más vigorosos, dejándole 3 a 4 yemas en sus base y desyemando el resto. A estos se los ata al alambre y se elimina la vegetación restante. Estos sarmientos constituyen los dos brazos primarios de la planta. En la tercera poda de invierno se eligen en cada brazo los dos sarmientos mejores por vigor y posición y luego se repiten todas las operaciones del invierno anterior. Se obtienen así los cuatro brazos necesarios para el sistema. En la cuarta poda de invierno, se seleccionan en cada brazo los dos sarmientos más basales y mejores para cargador (el superior) y para pitón (el inferior), Se ata el cargador a su correspondiente alambre maestro en forma [arqueada.

En general se puede decir que existen tres tipos de poda de fructificación: poda corta (todo a pitón), poda mixta (pitón y cargador), poda larga (arqueado). En este caso se elimina en cada brazo el cargador del año anterior. De los dos sarmientos originados en cada pitón, el superior se deja como cargador y se lo ata arqueado al alambre maestro y el inferior se rebaja a nuevo pitón - es decir es una poda mixta.

Para las contraespalderas existen muchos sistemas de poda, pero el más común es el de bordeles. En su óptimo crecimiento, los dos sarmientos superiores convenientemente rebajados se los deja como cargadores y se los ata arqueados al primer alambre, el o los inferiores los podamos a pitón (2 cargadores-2 pitones). Cuando la vid está en su crecimiento mediano, se dejan dos cargadores de los sarmientos más vigorosos y mejor ubicados con 4 o 5 yemas en su bases y se desyeman los restantes, atando los cargadores al primer alambre. En su fase de pobre crecimiento, se opta por un cargador y un pitón, o bien 2 pitones. Formada la planta con 2 cargadores y 2 pitones, se procede a la poda de fructificación. En ella, se eliminan los cargadores del año anterior y dejamos como cargadores nuevos al sarmiento superior de cada pitón y como pitón nuevo al sarmiento basal del pitón anterior. que linda que sos.


avatar
Greek
Admin

Mensajes : 714
Puntos : 11775
Reputación : 989
Fecha de inscripción : 03/03/2012
Edad : 48
Localización : En tu corazón

Volver arriba Ir abajo

Re: El Arte del Vino..... el vino...que arte!!!

Mensaje  Greek el Vie Abr 20, 2012 1:31 pm

El ABC del vino...


A
Abocado: Vino ligeramente dulce porque contiene restos de azúcar natural por no haber fermentado la totalidad de los que contenía el mosto.
Acidez: Conjunto de los diferentes ácidos orgánicos que se encuentran en el mosto o en el vino. Puede ser fija o volátil. La fija corresponde al conjunto de los ácidos naturales de la uva, o formados por la fermentación maloláctica.
Acuoso (Aguado): Desequilibrado y débil.
Afrutado: Vino con aromas y sabores que recuerdan a las frutas.
Agresivo: De aroma y/o sabor penetrante.
Aguja (vino de): Vino con el agregado de gas carbónico por lo tanto pequeñas burbujas son perceptibles a la vista.
Ahumado: Aroma y sabor deXnalgunos vinos que han tenido paso por barricas.
Alegre: Vino de gran vivacidad y tersura.
Alterado: Se dice de un vino defectuoso.
Amoscatelado: Con sabores a moscatel.
Amplio: Vino con sabor persistente y completo.
Añada: Año de cosecha.
Añejo: Vino con prolongada estancia en barricas o botellas.
AOC: Apellation d’Origine Controlée, es decir Denominación de Origen.
Apagado: Vino con falto de brío. En el caso de los espumantes, señala la pérdida de burbujas.
Armonioso: Con equilibrio entre sus componentes: azúcares, taninos, acidos, alcohol, etc.
Aroma: Conjunto de valores olfativos del vino. Se llamo primario al que procede de la cepa. Los demás se originan en la fermentación y crianza.
Aromático: Vino con buenos perfumes, fundamentalmente de la cepa.
Áspero: Vino con exceso de taninos, que lo hacen astringente, duro y ácido.
Astringente: Con exceso de taninos y sabor amargo.
Ataque: Primera impresión que causa el vino en la boca.
Avinagrado: Acético, echado a perder. Con olor a vinagre.

B <+o:p>
Balance: Este término denota una armonía entre los elementos del vino, en que ninguna de sus partes individuales predomina por sobre otra. Los niveles de acidez, dulzor, alcohol y astringencia se manifiestan en perfecto equilibrio con el sabor, dejando una agradable sensación gustativa.
Barrica: Envase o contenedor de madera (roble, avellano, castaño) que se utiliza para criar vinos. Su capacidad varía de los 220 a 225 lts.
Blanc de blanc: Vino blanco obtenido con uvas blancas.
Blanco de Noir: Vino blanco elaborado con uva tinta, posible separando enseguida el hollejo del mosto sin que llegue a dar color a este `isolviéndose por la fermentación. Es decir, hay que quitar el hollejo antes de que comience al mosto a transformarse en vino.
Bodega: Lugar donde se efectúan las operaciones de vinificación, donde se hacen los vinos.
Bouquet: Aroma que desarrollan los vinos cuando maduran y se someten a la reducción característica de la botella. También sintetiza el conjunto de aromas para designar el agradable y característico aroma de un vino.
Breve: Vino cuyo sabor se diluye rápidamente, sin dejar sensaciones posteriores.
Brillante: De color limpio y luminoso.
Brut: Cava, champagne o espumante de gusto seco.
Brut nature: En los espumantes, vinos sin adición de azúcares, y por lo tanto muy seco.

C
Carácter: Personalidad del vino. Vino con personalidad.
Carbónico: Gas generado en grandes cantidades durante la fermentación alcohólica.
Carnoso: Vino denso, espeso, que llena bien la boca.
Cata: Acción de valorar el vino por medio de los sentidos.
Catador: Especialista que prueba el vino para someterlo a un análisis sensorial.
Cepa: Pie de viña tal como aparece en invierno sin hojas ni frutos. Tronco de la vid del que salen los sarmientos.
Corcho (olor a): Defecto de un vino al que se le ha contagiado olor del corcho en malas condiciones y suele confundirse con olor a moho. Los franceses utilizan el término (bouchonée) para describirlo.
Corpulento: Vino masculino y rico en alcohol y vigor.
Complejo: Con numerosos aromas y sabores, pero armónicos y equilibrados.
Corto: Con sabores breves, que duran poco.
Cuerpo, con: La sensación que da el alcohol del vino en la boca.

D
Débil: Vino sin caracteres bien definidos.
Delicado: Vino poco robusto, pero agradable.
Decrépito: Vino muy viejo que se ha estropeado o perdido sus valores
Degustar: Probar un vino para analizarlo organolépticamente.
Dejo: Es lo que se denomina final o retrogusto. Es el sabor que queda en la boca después de tragar el vino. La duración del dejo o los caudalías son tal vez los indicadores más confiables de la calidad del vino. Puede ser áspero, cálido, apacible y persistente, corto, parejo, tánico o no existente.
Delicado: Vino atractivo y equilibrio en un vino ligero.
Desequilibrado: Sin armonía entre sus caracteres organolépticos.
Denominación de origen (D.O): Garantía de procedencia de las diferentes zonas vitivinícolas. Existe también el término de Denominación de Origen Controlada.
Desabrido: Vino sombrío, apagado, insípido.
Desequilibrado: Vino mal constituido, que no ha logrado armonía por exceso o falta de alguno de sus componentes.
Distinguido (o elegante): Vino que tiene refinada calidad, rasgos de nobleza y pureza, con notable armonía.
Duro: Vino con exceso de acidez.

E
Elegante: Vino con estilo, bien acabado.
Empalagoso: Vino pesado, excesivamente dulce, sin la conveniente acidez. 8o:p>
Enología: Ciencia que estudia la elaboración y crianza de los vinos.
Envero: Se denomina así, a la época del año en que la uva comienza a tomar color. Es el comienzo de la maduración de las uvas. Es el momento en que pasan del verde al rojizo en las variedades tintas, y del verde al amarillo en las variedades blancas.
Equilibrio: Armonía entre todos los componentes del vino. Conjunción armónica entre acidez, dulzura, taninos y alcohol.
Especiados: Aroma o bouquet de los grandes vinos tintos viejos (pimienta, clavo, canela, vainilla, etc.)
Equilibrado: Con aromas y sabores sin fallos.
Espumosos / Espumantes: Vinos con gas carbónico de la propia fermentación.
Estructura: Constitución corpórea del vino, en la que deben conjugarse todos sus componentes: acidez, alcohol, taninos, densidad, etc.
Estructurado: Se dice de un vino en que se equilibran las sensaciones de volumen, cuerpo y solidez.
Estrujado: Operación de pisar o aplastar la uva para liberar el mosto.

F
Fermentación: Proceso biológico y químico que transforma los azúcares del mosto en alcohol y en otros componentes del vino.
Firme: Se dice del vino que tiene cuerpo, nervio, que aún no ha llegado a su madurez. Signo de calidad para un vino.
Flaco: Sin cuerpo ni fuerza, ciertas veces conserva algo de bouquet.
Flexible: Vino fácil de apreciar, con una combinación acertada de virtudes. Suave, complaciente.
Floral: Aroma de los vinos que nos recuerda a rosas, magnolias, jazmines, violetas, etc.
Fresco: Vino blanco con acidez y alcohol bien equilibrados.
Frutado, afrutado: Vino que conserva el sabor a fruta fresca. Calidad muy apreciada en los vinos blancos, rosados y nuevos.
Frutal: Cualidad aromática de los vinos. Presencia de aromas que recuerdan a la fruta (moras, frambuesas, plátano, piña, durazno, etc.)
Frutales: Aroma de los vinos que nos recuerda a plátano, manzanas, duraznos, ciruelas, etc.

G
Gasificado: Vino espumoso elaborado con adición de gas carbónico industrial.
Goloso: Vino con azúcares residuales ligeramente elevados.
Gordo: Se refiere a vinos que se sienten suaves en la boca.
Gran Reserva: Vino de alta calidad que ha permanecido por lo menos dos años en barrica y otros tres en botella antes de salir de la bodega.
Grasiento: Vinos altos en glicerina y cuerpo; muy común en vinos dulces.
Grueso: Vino ordinario, con mucho color y robusto.

H
Herbáceo: Referente a vinos con aromas y sabores a hierba, hojas y grama.
Hollejo: La piel de la uva. Piel que envuelve a los granos de uva.
Hueco: Se refiere a un vino que pierde sabor después del gusto inicial.
Humo: Aroma perceptible que proviene de los tostados de la barrica.

I
Incisivo: Con exceso de acidez.
Injerto: Asociación de dos partes vegetales para producir una planta.
Insípido: Vino que no despierta sensaciones francas en el paladar.
Insulso: Vino sin valores distintivos, que no tiene casi nada para ofrecer.

J
Joven, vino: Sin crianza, en el que se buscan cualidades afrutadas.
Justo: Vino que apenas alcanza el nivel mínimo de calidad exigido.
Juventud: Caracteres de un vino que denotan su escasa edad.

L
Ladrillo: Color de los vinos tintos viejos.
Lágrima: Efecto de lloro en la copa de vino cuando éste presenta abundantes alcoholes.
Largo: Vino que deja una huella y que perdura en la boca.
Levaduras: Hongos unicelulares presentes en los hollejos de la uva y que desencadenan el proceso de fermentación alcohólica. <+div>
Ligero: Vino con poco alcohol y extracto.
Limpio: Sin sabores extraños.
Lleno: Vino con gran paladar y alta graduación alcohólica.

M
Maceración Carbónica: Proceso en que las uvas se introducen enteras en una cuva, ésta se sella y se le inyecta dióxido de carbono lo cual causa la fermentación de las uvas enteras. Produce vinos jóvenes y aromáticos.
Madera, a: Gusto de crianza en la barrica de roble u otra manera.
Melocotones: Sabor que se encuentra en algunos vinos blancos, especialmente los del Loira.
Meloso: Vino suave y agradable.
Menta: Aroma y sabor generalmente asociado con el Cabernet Sauvignon.
Metálico: Vino con gusto a metal.
Mosto: Se refiere al jugo de uva que se transforma en alcohol luego de la fermentación. Zumo fresco de uva que no ha iniciado la fermentación.

N
Nariz: Perspectiva aromática de un vino.
Neutro: Característica común de los vinos blancos ordinarios, de poco aroma y sabor.
Noble: Cualidad de un vino equilibrado, elegante y de buen linaje. Se refiere a un vino de buen linaje.

O
Opaco: Vino que no es ni traslucido ni diáfano.
Opalescente: Vino ligeramente turbio.
Organoléptico: Que hace referencia al análisis del vino por medio de los sentidos.
Orujo: Residuo de la prensada de uvas.
Oxidación: Reacción que produce el oxigeno en el vino.

P
Paladar: Impresión que produce el vino al degustarlo o saborearlo.
Peleón: Vino vulgar, generalmente con mucho alcohol.
Penetrante: Vino poderoso, de aromas potentes.
Peras: Aroma y sabor que se encuentra en muchos vinos blancos de región fría.
Perfume: Agradable cualidad aromática que muchas veces evoca a flores.
Persistencia: Conjunto de sensaciones que se mantienen y perduran en retro gusto.
Persistente: Vino con aromas que duran unos segundos después de degustados.
Posgusto o retrogusto: Sensaciones que permanecen en la garganta y las fosas nasales después de haber tragado el vino. Pueden ser negativas si el vino no es bueno y, de modo positivo, señalar a un gran vino que deja un largo y grato recuerdo.
Picado: Vino con exceso de ácido acético, avinagrado.
Piernas: Se refiere a la untuosidad del vino que se adhiere al interior de la copa y desciende en forma de lágrimas. Mientras más lentamente descienden las lágrimas, más largas son las piernas. El efecto es causado por la reacción entre alcohol y agua sobre el cristal.
Plano: Vino que por su falta de acidez se muestra desequilibrado y sin contraste en la boca.

Q
Quebrado: Vino alterado por las quiebras que afectan el color.
Quiebra: Enturbiamiento grave de origen químico.
Quiebra Férrica: Originada por la insolubilización de sales de hierro presentes en el vino por reacción con otros componentes como el acido fosfórico y los taninos.
Químicos: Aromas a sulfhídrico, a ácido acético, etc.

R
Racimo: Conjunto de los granos de la uva sostenidos por el pedúnculo.
Raspón: Escobajo. Raspa restante del racimo luego de haber quitado las uvas.
Recio: Vino con cuerpo.
Redondo: Vino equilibrado, armónico y bien criado.
Refrescante: Con agradable acidez, ligero y alegre.
Retrogusto: Sensación persistente y placentera que deja un vino después de beberlo.

S
Sano: Es la primera condición que tiene que tener un vino. Su sanidad se revela en un aspecto transparente, en olores y sabores limpios, sin defectos.
Sarmiento: Rama de un año con todo su desarrollo, de donde nacerán los racimos de uva.
Sedoso: vino con sensación aterciopelada
Sofisticado: Vino con gran variedad de aromas complejos, elegante
Sommelier: Palabra de origen francés, es quien deberá efectuar la cata y garantizar la calidad del vino elegido.
Soso: Vino falto de frescura por su baja acidez, vino plano sin carácter. <+span>
Suave: Vino sedoso y aterciopelado, con bajo alcohol y bajos taninos.
Sucio: Vino con olores extraños a los propios de la uva, la fermentación o la crianza.

T
Tanino: Sustancia orgánica de sabor astringente, contenida en el hollejo y pepitas de las uvas
Pan tostado: Agradables aromas que suelen detentar grandes blancos y champagnes.
Tranquilo: Vino ni de aguja ni espumante. Se emplea para designar a los vinos base para la elaboración de espumosos.
Trasiego: Proceso mediante el cual se separa el vino de las materias sólidas en la fermentación o en la crianza.

U
Untuoso: Vino sedoso, rico en glicerina y materias pépticas.
Uva: Fruto de la Vitis Vinífera que sirve para elaborar vino.

V
Vainilla: Distintiva sustancia aromática tánica generalmente conferida al vino por la madera.
Variedad: Tipo de uva de características aromáticas de la cepa.
Varietal: Vino elaborado a partir de uvas con un mismo cepaje. Puede ser varietal de 100%. De acuerdo a lo permitido por reglas legales, para poder ser llamado varietal, debe tener un predominio de hasta el 75% de una sola cepa.
Velado: Vino con poca limpidez.
Vigoroso: Vino con cuerpo.
Vinificación: Proceso por el cual se obtiene vino a partir del mosto de las uvas. Conjunto de operaciones que se realizan para transformar la uva en vino.
Vino: Bebida natural obtenida por fermentación del mosto de uva, uva frescas o del jugo de uvas frescas.
Vino Aromatizados: Son los vinos generosos que tienen aromatizantes, por lo general hierbas y especias. El Vermut es el más conocido de ellos, tradicionalmente se le agrega “ajenjo”. Justamente Wermut (en alemán ajenjo) dá al vermut su nombre.
Vino con agujas: Es un vino ligeramente efervescente al paladar, propio de los restos de anhídrido carbónico en su composición. Agradable a la boca. En Francia, se denomina “Pétillant”.
Viticultor: Persona que cultiva la viña.
Viticultura: Arte de cultivar las vides.
avatar
Greek
Admin

Mensajes : 714
Puntos : 11775
Reputación : 989
Fecha de inscripción : 03/03/2012
Edad : 48
Localización : En tu corazón

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.